Cinco formas de implementar celosías en el hogar

La celosía es un elemento arquitectónico, empleado principalmente con fines decorativos. En términos generales, se trata de un tablero calado con figuras o tramas, que se utiliza para cubrir los vanos de puertas y ventanas.

Seguramente has visto imágenes, videos o, en el mejor de los casos, has contemplado en vivo, edificios representativos de la arquitectura musulmana o hindú, como La Aljafería de Zaragoza, España, o el Taj Mahal, en la India. Y recordarás que muchas de sus puertas, ventanas o balcones están decorados con celosías.

Este elemento también es típico de las arquitecturas visigoda y asturiana, pero, ¿te imaginas el implementarlo en tu casa o en tu próximo proyecto inmobiliario? Pues ya no tienes que limitarte a imaginarlo.

Y no creas que se necesita la riqueza de un sultán para contar con estas bellas y originales decoraciones en una residencia u oficina. Con la variedad de materiales económicos y resistentes para la construcción, que pueden implementarse hoy en día, y con ayuda de una máquina de corte de celosías, puedes crear estas decoraciones en madera, vidrio, aluminio, PVC o los materiales que elijas y, además, crear tus propios diseños.

A continuación te presentamos cinco formas de implementar las celosías en tu hogar.

Cabeceras

La cabecera o respaldo de cama no tiene que ser un accesorio aburrido o anticuado. Una celosía de madera con un grabado especial será el centro de atención de tu recámara y dará un toque de sofisticación y elegancia a este espacio tan importante. Dado que la recámara es una de las habitaciones más íntimas y la decoración tiende a ser muy personalizada, lo más recomendable es que elijas o mandes hacer un diseño original, que refleje tus gustos.

Tamizadores de luz

Las persianas o cortinas no son las únicas opciones para regular la entrada de luz a una habitación. Una celosía puede ser la solución perfecta para un espacio público, en el que se requiere iluminación y vista hacia el exterior, pero donde a la vez se desea conservar un poco de intimidad y regular la entrada de la luz.

Separaciones

Los biombos y mamparas son alternativas muy socorridas para crear divisiones, sin tener que levantar una pared. Si buscas algo más interesante y original, puedes recurrir a las celosías. Son ideales para espacios pequeños, pues al dejar penetrar la luz y al no reducir por completo la visibilidad de otras habitaciones, generan una sensación de amplitud. Si quieres mayor privacidad, puedes instalar una doble celosía o bien implementar una con entramado más cerrado.

Control climático

En casas muy aisladas o edificios expuestos a las corrientes de aire, es frecuente que sea difícil mantener las temperaturas adecuadas. Una celosía envolvente de madera permite la entrada de luz y ventilación, pero al mismo tiempo impide que los rayos solares incidan en exceso y protege de las corrientes de aire.

Decoración

Conservando su original función decorativa, las celosías pueden implementarse simplemente como recursos para dar visibilidad a un espacio. Ya sea en un muro, una división o una ventana, las celosías artesanales son una forma de dar belleza y luz a un espacio.

La culpa de los errores

La semana pasada tuvimos una situación en la oficina bastante molesta, un problema que le puede pasar a absolutamente todas las personas; sin embargo, sea lo que sea, es un hecho que esta situación sucedió por falta de atención y por poca concentración, elementos que a veces son síntomas de falta de interés en la labor.

Lo que sucedió fue que uno de nuestros trabajadores tenía que hacer una transferencia electrónica a uno de nuestros proveedores, algo que siempre me ha gustado hacer a tiempo, debido a que a mí siempre me ha gustado que nuestros clientes, a quienes otorgamos préstamos rápidos, nos paguen puntualmente, lo que significa que me gusta tratar a las personas de la misma manera que me gusta que me traten a mí.

La transferencia se hizo en la mañana temprano, como me gusta hacer ese tipo de  operaciones, para después olvidarme por completo de ese tipo de pendientes y continuar con mi día; sin embargo, recibí una llamada a mi teléfono personal a las cuatro de la tarde, de parte del proveedor, pidiéndome que si podría hacer el depósito a la brevedad posible, algo que me sorprendió mucho, debido a que yo estaba seguro de que el deposito se había efectuado en la mañana, por lo que le dije al proveedor que así había sido; sin embargo, insistía de manera sutil y respetuosa que el pago no había caído.

Lo primero que pensé fue la posibilidad de que el pago se estuviera tardando, algo que sucede en algunas ocasiones, cuando un deposito a alguna cuenta bancaria tarda de 24 a 48 horas, lo que no representa ningún problema significativo, siempre y cuando se tenga la certeza de que el  deposito se efectuará, por lo que se debe de checar la ficha de depósito y cerciorarse de que todo esté en orden.

Cuando eso llegó a mi cabeza, le dije a mi proveedor que me diera 20 minutos para rastrear la operación efectuada durante la mañana y que le informaría con exactitud sobre el resultado, algo que desde el principio pensé que saldría bien, debido a que siempre he confiado ciegamente en todo el personal.

En ese momento me comuniqué con la persona responsable de efectuar los depósitos y le pregunté sobre lo que había pasado, a lo que me respondió que las cosas se habían hecho de manera efectiva.

Posteriormente, le pedí que me mostrara la ficha de depósito, con lo cual se molestó un poco y también me sentí mal por pedirla; sin embargo, era absolutamente necesario, además de que ya era tarde.

Al llegar la ficha a mis manos y al checar el número de cuenta al que se efectuó el depósito, advertí que éste se había enviado a otra cuenta.

En ese momento hablé con mi proveedor y expliqué la situación, además de que hice un segundo depósito en ese momento de mi propio dinero para saldar la deuda.

Al final todo salió bien y me di cuenta de que la culpa era toda mía, por no cerciorarme bien de las cosas.

Consideraciones de compra vs arrendamiento

Mientras que muchas empresas se benefician del arrendamiento de equipos, hay algunos casos en que una compra directa puede ser una opción más rentable. En resumen, los factores determinantes utilizados para comparar la compra y el arrendamiento incluyen:

  • Precio de compra
  • Importe financiado
  • Depreciación anual
  • Tasas de impuestos e inflación
  • Costes de arrendamiento mensuales
  • Uso del equipo
  • Costos de propiedad y mantenimiento

En términos generales, un contrato de arrendamiento de equipos es ideal para aquellos equipos que, de forma rutinaria, necesitan modernizarse, por ejemplo, los ordenadores y dispositivos electrónicos.

Un contrato de arrendamiento te dará la libertad de obtener la maquinaria más reciente con un bajo costo inicial a través de pagos mensuales que puedes presupuestar.

Al mismo tiempo, este programa de pago de bajo costo también ofrece una gama más amplia de opciones para muchas empresas en términos de los equipos a los que tienen acceso. Esto permite adquirir el equipo necesario que de otra forma sería demasiado costoso de comprar.

Por supuesto, los arrendamientos requieren el pago de intereses, lo que puede aumentar el costo total de una máquina a través del tiempo, por lo que es más caro que si se comprará en ese momento, especialmente si terminas comprando el equipo al final del contrato de arrendamiento.

Además, algunos prestamistas imponen una duración específica del término que puede agregar más al coste si el tiempo del arriendo se extiende más allá de tus necesidades. En este escenario, podrías quedarte atascado con un pago mensual, así como los costos de almacenamiento asociados con equipos no utilizados.

Por ello es importante informarse apropiadamente sobre la arrendadora en México que te ofrezca un mejor servicio y arrendamiento.

La compra de un elemento es la otra opción y es a menudo seleccionado por aquellos que necesitan personalizaciones incorporadas en una máquina. Cuando posees un pedazo del equipo, puedes modificarlo para adaptarlo a tus necesidades exactas. Esto no siempre es posible en un contrato de arrendamiento.

Del mismo modo, algunos compradores solicitan un conjunto más amplio de opciones en comparación con un contrato de arrendamiento, ya que no están limitados por las condiciones de un arrendador.

Las compras también permiten obtener cualquier problema resuelto de inmediato, no tienes que esperar a la aprobación de la empresa de arrendamiento financiero para obtener una pieza de repuesto o reparación.

Pero, así como un contrato de arrendamiento tienen sus inconvenientes, en una compra también las hay.

La mayor es la obsolescencia, con una compra, estás atascado con la maquinaria obsoleta hasta que puedas comprar una nueva. Dada la competitividad del mercado y la disponibilidad de incentivos fiscales, esto a menudo es suficiente para disuadir a muchos compradores para comprar directamente.

Añade a eso todos los gastos asociados con el mantenimiento y las reparaciones, teniendo en cuenta que una compra puede representar una inversión importante.

Según algunas estimaciones, las empresas presupuestarán entre el 1 y el 3% de las ventas por los costos de mantenimiento. Sin embargo, esto es una estimación aproximada, con los costos reales determinados por el propio equipo, horas de servicio, edad del equipo, calidad y garantía.

Tipos de pisos para colocar en mi hogar

Entre las múltiples opciones que se tiene y ante la gran decisión para elegir el mejor piso para el hogar, se llegan a tener muchas dudas.

El piso es una gran superficie que estás tratando de cubrir y lo que elijas tendrá un gran impacto en el aspecto, la sensación y el uso de cada habitación de tu hogar.

Por lo que te comparto una guía rápida de los tipos de pisos que existen y los mejores lugares para colocarlos, junto con sus pros y sus contras.

a) Pisos laminados

Pros: La construcción resistente del laminado resiste deformación, tiene una resistente capa de plástico ante el desgaste contra rasguños y arañazos. Este material puede imitar casi cualquier otro tipo de pisos: madera, baldosas de cerámica; y se puede instalar sobre algunos pisos existentes.

Contras: Su superficie se siente artificial, puede ser resbaladizo cuando está mojado y se debe cambiar completamente cuando se ha maltratado.

Este tipo de piso es ideal para áreas de estar, cocinas y salas de juegos.

b) Pisos de madera dura

Pros: los pisos de madera son hermosos, cálidos, es un piso duradero que va con cualquier decoración. Los suelos de madera dura pueden retocarse varias veces.

Contras: Este tipo de pisos son susceptibles a la humedad, no son para baños, lavanderías ni sótanos. Requiere mantenimiento constante para conservar su aspecto.

Este tipo de piso es ideal para áreas de estar principales, pasillos y cocinas

c) Pisos de vinilo

Pros: el piso de vinilo es resistente e impermeable al agua y su construcción resistente se siente bien bajo los pies. Es relativamente barato. Los pisos de tablones de vinilo pueden imitar la madera y el azulejo.

Contras: El vinilo no puede sacudirse de esa mirada sintética y la fabricación de pisos de vinilo no es respetuosa con el medio ambiente.

Este tipo de piso es ideal para cocinas, baños, sótanos y habitaciones de juegos.

d) Pisos de bambú

Pros: Aunque no es realmente un piso de madera, ya que el bambú es una hierba, los pisos de bambú tienen una calidez y belleza similares. Es un suelo duro, pero busca la mejor calidad para asegurar su durabilidad. Como hierba, el bambú es un recurso renovable y tiene cierta credibilidad verde.

Contras: Las variedades más baratas son propensas a abolladuras y rasguños. Es importado de Asia, por lo que su credibilidad verde tiene un éxito cuando se considera la energía necesaria para enviarlo.

Este tipo de piso es ideal para áreas de estar principales, cocinas, habitaciones familiares.

e) Suelos de cerámica

Pros: Los pisos de baldosas de cerámica vienen en una enorme variedad de colores y estilos y son los pisos favoritos de un diseñador. Este piso es resistente, impermeable a la humedad y resiste las manchas y arañazos.

Contras: La dureza de la baldosa de cerámica debajo de los pies no es de todos los gustos. Las líneas de lechada requieren un mantenimiento constante.

Este tipo de piso es ideal para cocinas, baños y solanas.

f) Piso de corcho

Pros: Es un recurso renovable que se cosecha de los árboles, por lo que el corcho es un suelo amigable con el medio ambiente. Tiene una apariencia cálida y vibrante y es naturalmente resistente, por lo que se siente bien bajo los pies. Viene como azulejos o tablas para la instalación de bricolaje.

Contras: Los objetos afilados pueden rasgarlo y los tacones altos pueden abollarlo, necesita ser retocado con selladores sobre una base regular. Es susceptible a la humedad, así que no es ideal para los cuartos de baño y las habitaciones de lavandería.

Este tipo de piso es ideal para áreas de estar, cocinas, dormitorios y salas de juegos

g) Suelos de linóleo

Pros: El suelo del linóleo se hace con los materiales biodegradables, incluyendo el polvo del corcho y el aceite de linaza. No produce COV dañinos y es una opción ecológica. Es un suelo resistente que resiste las manchas y el desgaste y viene en muchos colores vibrantes.

Contras: Puede ser abollado por los tacones altos y las piernas de los muebles. Con el paso del tiempo suele volverse amarillento si es expuesto repetidamente a la luz del sol. Es susceptible a la humedad excesiva, por lo que no es recomendable para lavanderías ni cuartos de baño.

Este tipo de piso es ideal para salas de juegos, habitaciones familiares y cocinas

h) Suelo de goma

Pros: Los pisos de goma vienen en muchos estilos y colores. Está hecho de hojas y azulejos. Bloquea el sonido, es a prueba de humedad y es cómodo bajo los pies.

Contras: No es una mirada de gama alta y algunas personas son sensibles al olor del caucho.

Este tipo de piso es ideal para baños, cocinas, salas de juegos, sótanos y garajes.

i) Pisos de madera de ingeniería

Pros: La construcción laminada de pisos de madera de ingeniería proporciona una buena estabilidad. La chapa superior es madera real y por lo tanto tiene todo el calor natural de la madera y la belleza. Se puede instalar en los sótanos.

Contras: La superficie de madera de ingeniería se puede rayar y abollar y no se puede retocar más de una vez.

Este tipo de piso es ideal para áreas de estar, pasillos y cocinas.

Siete consejos de iluminación para una nave industrial

Debido a su estructura profunda, las naves industriales son espacios difíciles de iluminar y en algunos casos, la producción de la empresa no favorece la iluminación natural.

Cuando se habla de luz artificial, los techos altos alejan los puntos de iluminación del suelo; esto generalmente significa que el consumo de energía es mayor, elevando los costos de mantenimiento de la estructura.

La iluminación de una nave industrial es más cara que la iluminación de un espacio de oficina, sólo porque requiere más potencia y más puntos de iluminación.

La mala iluminación puede conducir a accidentes de trabajo; por lo tanto la iluminación adecuada es esencial en algunos espacios de trabajo, además de evitar accidentes.

En estudios recientes se ha demostrado que una buena iluminación puede influir en el estado de ánimo de los empleados, así como su productividad.

A continuación se presentan algunos consejos sobre la iluminación de una nave industrial:

  • Aprovecha la iluminación natural: es difícil instalar ventanas o techos transparentes en los techos de una nave industrial, pero para hacer uso de la luz natural, es importante instalar tantas ventanas como sea posible, mantenerlas limpias, en buen estado y asegurarse de que no son obstruidas dependiendo de la posición del edificio.
    En algunas ocasiones, demasiada luz puede pasar por estas ventanas, para resolver esto se pueden instalar persianas que se abrirán y cerraron dejando entrar la luz a conveniencia.
  • Mantenimiento continuo: uno de los principales problemas con las lámparas que están en malas condiciones es que parpadean continuamente, lo que provoca fatiga visual que en última instancia, resulta en una menor producción.
    Además de este mantenimiento constante esto impide gastar más energía de la que se necesita.
  • Adaptar la iluminación de acuerdo a la tarea: se recomienda luz uniforme porque evita sombras y contrastes que disminuyen la visibilidad. Algunos trabajos requieren cierto espacio y concentración visual, tales como el montaje de piezas pequeñas, para este tipo de tareas es mejor tener una iluminación más potente en donde se pueda elevar y bajar su intensidad.
  • Interruptores de control: si tienes más control cuando la modulación de la iluminación, tendrás a su vez más eficiencia energética. Una vez que se iluminen los espacios correctamente, se podrá evitar cualquier gasto adicional.
  • Controles programables: otro problema que surge son las luces que permanecen encendidas después de las horas de operación, dependiendo de los horarios es que se puede usar el recurso toda la noche o todo el fin de semana lo que genera un gasto significativo. La programación con moduladores puede evitarlo.
  • Actualizar las lámparas: esto con frecuencia implica una inversión significativa, hay nuevos sistemas como las luces LED que iluminan de manera más eficiente y son más económicos a largo plazo.
  • Ajustar la temperatura y el color de la luz: el calor inadecuado y el color de la luz causan incomodidad en los empleados, lo que disminuye la productividad.

En conclusión, una buena iluminación no sólo es importante cuando se trata de reducir los costos, sino que también es esencial si se desea aumentar la productividad, mejorar el entorno de trabajo y el confort del empleado.

Cuándo conviene rentar un departamento amueblado

Muchos agentes de bienes raíces e incluso muchos de nuestros conocidos, con o sin experiencia en el tema, recomendarán que si la posibilidad existe y las oportunidades se conjugan, es mejor comprar que rentar una propiedad.

Ambas transacciones implican un desembolso considerable de recursos, de manera periódica y por un plazo determinado. La hipoteca, de hecho, supone inversiones y plazos mayores. No obstante, los pagos de la hipoteca se traducirán en la propiedad de un bien que formará parte de nuestro patrimonio y que hasta puede reportarnos ganancias en un futuro, si decidimos alquilarlo o venderlo.

El pago de la renta, en cambio, sólo nos garantiza un lugar en el que podemos vivir o trabar, por el tiempo estipulado en el contrato y siempre que cumplamos con las condiciones del mismo. Si al término del plazo acordado decidimos que el lugar ya no nos conviene o el arrendador quiere cambiar el uso que da a su inmueble, tendremos que buscar un nuevo espacio y el dinero que gastamos en el alquiler será sólo eso, un gasto que hicimos en un servicio determinado, pero del cual no obtendremos mayores beneficios a futuro.

Si bien lo anterior es cierto y la compra de una propiedad nos dará beneficios a largo plazo, la renta no siempre es desaconsejable. De hecho hay casos en los que conviene más rentar una propiedad, que reúna todas las condiciones necesarias para ser habitada, que comprometerse con un crédito de vivienda.

A continuación comentamos algunos de esos casos, para que decidas si la renta de un departamento amueblado puede ser la opción más conveniente para ti.

Al independizarte de la familia

Si crees que ya es tiempo de tener tu propio espacio y quieres probar la experiencia de vivir por tu cuenta, rentar un departamento amueblado es la mejor opción. De hecho, antes de tomar esta decisión es conveniente que te informes acerca de todos los gastos que implica mantener una casa y hagas un presupuesto, para confirmar que efectivamente puedes cubrirlos.

Una vez hecha la planeación, el alquilar un departamento te dará experiencia acerca de cómo administrarte mejor, hacerte cargo del mantenimiento y cuidados de una casa y aprender a estar contigo mismo (que, aunque lo parezca, no siempre es sencillo). Ya que hayas superado estas pruebas y de paso hayas reunido unos buenos ahorros, puedes plantearte la idea de comprar.

El valor agregado de que el departamento tenga el amueblado básico, te facilitará las cosas para emprender tu primera experiencia. No empezarás con el gasto adicional que implica la compra de muebles y si más adelante decides mudarte, sólo tendrás que llevar tus artículos personales y si acaso algunas sillas plegables que hayas comprado para cuando tuvieras visitas.

Al mudarte a otra ciudad

Ir a vivir a otra ciudad, por motivos de estudios o de trabajo, es un proyecto que puede entusiasmarnos mucho, pero que puede no resultar tan definitivo como desearíamos al principio.

Por eso, una buena idea es comenzar con la renta de un departamento amueblado, por lo menos durante el primer semestre o año de tu estancia. Ese tiempo será suficiente para confirmar si esa ciudad es el lugar donde quieres establecerte y si las condiciones son favorables, ¡adelante con la compra!

Pero si por algún motivo el cambio no te dio los resultados que esperabas, será más fácil reorientar tu trayectoria si no tienes que preocuparte por vender o alquilar una propiedad que ya no ocuparás.

Al empezar a vivir en pareja

Actualmente, muchas parejas deciden mudarse juntos una temporada, antes de tomar decisiones como el matrimonio o la formación de una familia. En este caso, la renta de un departamento amueblado puede facilitar el inicio de este “periodo de prueba” y permitirles ahorrar más para el momento en que decidan comprar una propiedad en común.

Al empezar un nuevo proyecto de estudios, trabajo o negocios

En las grandes ciudades, los traslados han llegado a complicarse demasiado, al punto de que muchas personas prefieren mudarse lo más cerca posible de sus lugares de trabajo o estudios.

Si tal es tu caso, lo mejor es comenzar con la renta de un departamento, que tenga todas las condiciones necesarias para instalarte rápidamente. Como en el caso del cambio de ciudad, no te conviene comprometerte con una compra hasta no saber si ese proyecto que comienzas es el indicado y si la zona a la cual te mudaste en verdad es lo que deseabas para vivir.

Preguntas que debes responder antes de buscar un nuevo hogar

El proyecto de independizarse o de iniciar una familia, la necesidad de vivir más cerca del negocio o el lugar de trabajo o el simple deseo de cambiar de ambiente son algunos de los principales motivos que impulsan a la gente a buscar una nueva casa o departamento.

Los clientes que visitan nuestra agencia de bienes raíces con este objetivo, generalmente ya tienen claro el tipo de lugar que buscan, el espacio y el número de habitaciones que necesitan, y la ubicación preferente del inmueble. Algunos incluso se han adelantado en la investigación, buscando información en internet con términos como “departamentos Condesa” o “casas en renta zona sur”.

Sin embargo, al empezar a platicar nos damos cuenta de que varias consideraciones básicas se han omitido. Algunos llegan con toda la disposición de rentar, cuando bien podrían adquirir una vivienda. Otros sólo tienen en mente encontrar un lugar cerca de su oficina, pero no están seguros de cuánto tiempo seguirán trabajando en ese lugar. O están las parejas que buscan un espacio “justo para dos”, pero ya están pensando en formar una familia.

Y claro, para eso estamos nosotros, para conocer la situación de cada cliente y ayudarles a encontrar las mejores alternativas disponibles para ellos. No obstante, también nos gusta compartir información básica con las personas que no tienen el tiempo o los recursos para visitar a un agente de bienes raíces. Por eso, en este artículo les compartimos algunas preguntas básicas que deben responder antes de iniciar una búsqueda de casa o departamentos. Con ellas podrán orientar mejor su investigación y encontrar cuanto antes el hogar ideal.

¿Compra o renta?

Es común pensar que la renta equivale a un desperdicio de dinero, porque mes a mes se gasta en algo que al final no llegaremos a poseer. La compra también implica un desembolso frecuente, pero gracias a eso se construye un patrimonio.

En términos generales, lo anterior es cierto; sin embargo, al analizar caso por caso se descubren condiciones en las que comprar no es lo mejor. Para quien está en su primera iniciativa por independizarse o no está muy seguro en cuanto las características, las dimensiones o la ubicación de la vivienda que busca, la renta puede ser una mejor alternativa.

¿Qué tipo de espacio necesito?

Como ya mencionaba, muchas personas ya tienen una idea clara del tipo de lugar en el que quieren vivir. Lo que no siempre se preguntan es si lo que quieren corresponde con lo que necesitan en el momento. Una casa puede resultar demasiado grande para quien planea vivir solo o busca su primer hogar, mientras que un departamento quizá no sea lo más práctico para quien tiene planes serios de formar una familia.

¿De qué recursos se dispone?

Ingresos estables y un buen colchón de ahorros son condiciones que se deben reunir, ya sea para rentar o comprar. No obstante, dependiendo de cada opción, hay otros factores que se deben considerar. Por ejemplo, la facilidad de acceso a un crédito hipotecario para quienes quieren comprar o una fuente de ingresos alternativa, por si se dan circunstancias como la pérdida del empleo.

Comprar para remodelar, ¿es conveniente?

Comprar una casa es una de las inversiones más importantes y delicadas que podemos hacer en nuestras vidas.

A menos que dispongas de una gran cantidad de dinero en un momento determinado, lo más probable es que debas solicitar un crédito, el cual pagarás en plazos que pueden implicar una década como mínimo.

Por estos y varios motivos más, la compra de una casa es algo que debe planearse con sumo cuidado y detenimiento.

En este blog queremos apoyar a las personas que se encuentran en el proceso de tomar esta importante decisión. En la nota de hoy, queremos dirigirnos especialmente a quienes consideran la compra de una propiedad que necesita remodelaciones.

Es evidente que la remodelación supone un gasto adicional a la compra. Debido a ello, el proyecto de comprar para remodelar no parecería muy conveniente en primera instancia.

Sin embargo, cada comprador está en una situación distinta y hay casos en los que comprar un inmueble para remodelarlo podría ser favorable a mediano o largo plazo.

Para definir si dicha situación puede ser la tuya, te invitamos a considerar lo siguiente:

remodelar2

Necesidades

Si requieres habitar la casa que comprarás en un plazo relativamente corto, el comprar un inmueble que necesite remodelaciones puede ser una mala idea. Si los trabajos no terminan a tiempo o se te acaba el presupuesto, tendrás que vivir con algunas limitaciones o tal vez hasta necesitarías alquilar un espacio, lo cual traería más gastos.

Por el contrario, si lo que buscas es invertir en una propiedad para sumar a tu patrimonio o para venderla después, puedes aprovechar para diseñar y remodelar el inmueble a tu gusto y en la medida en que tu tiempo y recursos lo permitan.

Presupuesto

Un inmueble que necesite remodelaciones o acabados tiene la ventaja de ser más barato que uno listo para habitar. No obstante, como ya mencionamos, la remodelación traerá gastos adicionales.

Sí ya te decidiste a comprar un inmueble para remodelarlo a tu estilo, busca cerrar la oferta a un precio menor que tu presupuesto general. Así podrás emplear el resto para hacer los ajustes o adaptaciones que sean más necesarios.

Prioridades

Si tienes la intención de habitar la propiedad a corto o mediano plazo, establece prioridades en cuanto a los ajustes o remodelaciones que deben hacerse. Estas son algunas ideas:

  • Antes que nada, asegúrate de que las instalaciones de electricidad, gas y agua están en óptimas condiciones. Si cualquiera de estas áreas necesita reparaciones, deben quedar listas antes de que habites el inmueble.
  • Para que tu estancia sea cómoda desde el principio, los siguientes aspectos a cuidar son las condiciones de las habitaciones y los muebles. Los espacios principales deben ser las recámaras, baños, sala y comedor.
  • Por último, puedes concentrarte en los acabados y el aspecto estético. De hecho, es conveniente que inviertas en estas áreas después de vivir un tiempo en el lugar, porque así habrás experimentado factores como el clima, la iluminación o el ruido, y podrás elegir los materiales para pisos, accesorios, tapices y elementos decorativos más adecuados.
El proceso de calibración que puede hacer la gran diferencia

Cuántas veces no has tenido cierto problema con tu báscula, cuando el contenido del producto no coincide con la etiqueta.

El control de calidad comienza por ahí.

Si no se entrega el contenido que el envase indica, estamos ante un grave problema.

Por otro lado, esto ocasiona también problemas en todo el proceso de una empresa, ya que puede ocasionar desde pérdidas hasta denuncias que involucran dinero.

Obviamente esto es fácil de solucionar, si contamos en nuestra empresa con una báscula industrial confiable, un proceso de medición y pesaje claro y eficiente, más el personal calificado para hacer el trabajo.

Sí, se escucha fácil y puede serlo cuando se tiene un ojo entrenado para contratar a personal calificado para delegar tareas delicadas.

Entre dichas tareas que casi pasan desapercibidas, se encuentra la calibración de una báscula.

¿Y cuál sería el proceso de calibración que puede hacer la gran diferencia?

Las lecturas obtenidas de la báscula se juntan para ver si están al unísono con las lecturas de un dato estándar, dando una curva de calibración a partir de los valores obtenidos.

El instrumento se alimenta con algunos valores ya conocidos obtenidos de la norma. La salida obtenida del instrumento es registrada y comparada con el valor original y el estándar.

En este punto existen cuatro pasos principales para calibrar un instrumento:

03121503_xlEl primer paso consiste en establecer una relación entre los pesos de prueba o estándar y la unidad bajo prueba. No se realiza ninguna evaluación en este momento.

Este paso simplemente responde a la pregunta de qué tan bien el instrumento está realizando su propio proceso.

El segundo paso es la evaluación. En este paso, se determina si el dispositivo está dentro o no de las tolerancias especificadas.

Se emite una declaración de paso o fallo, dependiendo de si el dispositivo funciona o no lo suficiente como para cumplir con los requisitos impuestos en el proceso de fabricación de la empresa.

En tercer lugar, se realizan ajustes al instrumento para que las desviaciones de medición sean lo más pequeñas posible.

Por último, el instrumento se recalibra para confirmar la coherencia, ya que el ajuste puede alterar los parámetros del equipo.

Todos los procedimientos de calibración siguen este esquema general.

El método de prueba y ajuste dependerá de qué tipo de dispositivo esté sometido a la calibración.

Es evidente que la calibración es absolutamente necesaria para cumplir con las tolerancias legales del comercio y normas aún más estrictas, que aseguran operaciones eficientes y rentables.

Ahora bien, puede ser que dentro de tu empresa, si bien se tiene considerada esta tarea, puede ser factible que no se cuente con el personal calificado para hacer esta delicada tarea.

Para ello existen servicios como los que ofrece la Casa de la Báscula, en donde pueden apoyarte para calibrar tu báscula industrial y continuar así tus tareas empresariales, cumpliendo con los objetivos y reglas marcadas para tal efecto.

Áreas de la seguridad industrial

Como dueño de una empresa o negocio de cualquier tipo, uno de los aspectos que más debes de cuidar es la seguridad. En lo primero en que solemos pensar al mencionar el término es en el personal y las tecnologías que se implementan para la vigilancia de un local o las instalaciones de una fábrica.

Sin embargo, también es de suma importancia la seguridad industrial, es decir, las medidas que se aplican para garantizar el bienestar de todas las personas vinculadas con una empresa, desde los trabajadores hasta los receptores de los productos y servicios.

En este sentido, la seguridad industrial abarca diversas áreas, que se deben cuidar para prevenir accidentes y pérdidas. A continuación se mencionan las principales áreas de la seguridad industrial.

seguridad-industrial2

Prevención y protección de siniestros

Cualquier centro de producción y trabajo debe contar con el equipo y el adiestramiento necesarios para actuar en caso de incendios, sismos, inundaciones y otros eventos que pongan en peligro la seguridad de los trabajadores. Dentro de las medidas que se deben tomar en este ámbito está el que las instalaciones cuenten con salidas de emergencia y zonas de seguridad; que cada piso o área de las instalaciones tenga extintores cargados y en funcionamiento y que periódicamente se hagan simulacros de incendio o terremoto, para que todo el personal sepa cómo actuar.

Transporte y manejo de sustancias tóxicas o inflamables

Las industrias que trabajan con combustibles, explosivos o químicos , cuyo manejo y traslado puede causar daños y poner en riesgo la vida de los trabajadores deben contar con el equipo de seguridad adecuado y brindar a los empleados la capacitación que necesitan para desempeñar su labor sin arriesgarse.

Operación de maquinaria

En cualquier fábrica que se utilice maquinaria pesada o equipos que puedan causar accidentes y daños a los trabajadores, se deben implementar medidas especiales de seguridad; entre ellas, el uso del equipo protector adecuado, la capacitación y actualización de los operadores, equipo de rescate y servicios médicos de emergencia, para atender cualquier eventualidad.

Manejo de medicamentos y atención de enfermedades

Hospitales, clínicas y consultorios, así como toda la industria farmacéutica, deben operar con altos estándares de seguridad. Por una parte, la salud de la población está en manos de este tipo de industrias y cualquier negligencia en su operación puede ser letal. Por otra parte, el personal médico es el más expuesto a contagios e infecciones; por ello es imprescindible que dichos profesionales estén equipados con todo lo necesario para atender a los pacientes sin correr riesgos.

Protección y vigilancia

Esta es el área de la seguridad en la que generalmente pensamos aunque, como ya vimos, no es la única. Cualquier instalación en la que laboren personas y se almacenen bienes requiere un sistema de protección y vigilancia. Este comprende tanto las tecnologías (cámaras, alarmas, sistemas de ubicación satelital), como el personal capacitado para emplearlas. Debe tenerse en cuenta que en éste ámbito de la seguridad, lo primordial es la prevención. Claro que el personal debe estar capacitado para reaccionar en caso necesario, pero el uso de armas y otras formas de ataque sólo debe tomarse como última medida.